blog

¿Cuál es el proceso de reciclaje de los neumáticos?

43 veces leído

El reciclaje de materiales para reconvertirlos en nuevos objetos que puedan satisfacer nuestras necesidades, es el objetivo de todo modelo de economía circular que busca proteger el medio ambiente.

A nivel individual, es común apostar por reciclar ropa, botellas, y demás productos para evitar que acaben en vertederos u océanos. Las empresas, por su parte, también pueden aportar su granito de arena a una escala mucho mayor. SIGNUS y Neomatique tienen objetivos ambiciosos en la lucha por una industria del neumático limpia y respetuosa con el planeta. Uno de ellos es el reciclaje de neumáticos para aplicar los materiales resultantes en la fabricación de productos que utilizamos en nuestro día a día.

 lady-bug-tires.jpg

Los neumáticos son productos de diseño complejo que deben cumplir exigentes requerimientos técnicos para cumplir adecuadamente la actividad para la que se han diseñado. Al ser un producto fabricado deliberadamente para perdurar en el tiempo, implica que los procesos de reciclado y separación de sus diferentes componentes (caucho, acero y textil) sean complicados. SIGNUS es una entidad sin ánimo de lucro responsable de garantizar la correcta gestión ambiental de los neumáticos que sus productores adheridos (fabricantes de neumáticos e importadores) ponen en el mercado español de reposición, conforme a lo establecido en el Real Decreto 1619/2005 (modificado recientemente por el Real Decreto 731/2020, de 4 de agosto). 

La gestión de los neumáticos al final de su vida útil pasa por dar valor a los materiales que se obtienen de su proceso de transformación en las plantas de reciclaje, convirtiéndose en una fuente de recursos materiales gracias a sus excelentes propiedades mecánicas (elasticidad, absorción de vibraciones, etc.) y su elevada durabilidad (termoestable).

El neumático puede tomar varias formas en su segunda vida, convirtiéndose en suelo para polideportivos, parques infantiles, en asfalto y, ¿por qué no? en productos de moda, decoración y lifestyle mediante innovadoras tecnologías como la impresión 3D. 

La gestión de los NFU comienza con su recogida a través de gestores autorizados en los puntos de generación, en su mayoría talleres. Los NFU recogidos se clasifican en los Centros de Recogida y Clasificación (CRC), separando aquellos que pueden ser susceptibles para prepararse para la reutilización (neumático de ocasión o recauchutado) de los que han llegado al final de su vida útil (NFVU). Éstos deben ser correctamente gestionados a través de su reciclaje o de su valorización material o energética en diversas plantas de transformación situadas en diferentes puntos de España donde se fabrican productos específicos en función del uso al que van destinados: triturado de neumático o una vez se han separado sus principales componentes: acero, fibra textil y caucho en diferentes tamaños. 

 

A continuación, señalamos las principales fases por las que pasa un neumático en su proceso de reciclaje:

 

1.   Trituración 

 

Los neumáticos enteros se introducen en una trituradora que corta el neumático reduciendo su tamaño a trozos irregulares entre 20 y 400 mm. 

 

2.   Granulación

 

Durante ese proceso se sigue reduciendo el tamaño del neumático mediante diferentes tecnologías de granulación o molienda como los molinos de cuchilla, molinos de impacto o prensas. Durante este proceso existen sistemas específicos para separar el acero y la fibra textil para obtener un producto final de caucho con diferentes granulometrías en función de los tamices utilizados en la fase final de cribado. En general, se puede hablar de granulado, cuyo tamaño está comprendido entre 0,8 y 20 mm, y de polvo, cuya granulometría es inferior a 0,8 mm.

 

Existen dos métodos para la obtención de polvo de caucho: a temperatura ambiente o mediante molienda criogénica a baja temperatura utilizando nitrógeno líquido. La granulación a temperatura ambiente es el método más habitual en España.

 

3.   Separación de Acero y Fibra Textil 

 

Generalmente, la separación del acero y las fibras textiles se realiza durante el proceso de granulación, aunque en función del diseño de cada planta, también se puede realizar en la fase de trituración. El acero se retira mediante separadores magnéticos. Por otro lado, la separación de la fibra textil se puede llevar a cabo de dos maneras: 

 

-       Utilizando una cinta balística o una cinta transportadora con un movimiento de vibración perpendicular al desplazamiento del material, que combinado con la inclinación adecuada, permite que la fibra, el material más ligero, se separe de los más pesados, que son el acero y el caucho.

 

-       Mesas o bandejas vibratorias que combinan la separación del caucho por tamizado con dispositivos fluido-dinámicos que utilizan corrientes de aire.

 

reciclajedeneumaticos.png

En esta imagen puedes ver de manera más gráfica las fases por las que pasa el neumático durante su proceso de reciclaje, así como los productos resultantes del mismo. 

Para más información sobre el neumático y su gestión para un reciclaje efectivo, te recomendamos que visites la web de SIGNUS.

Déjanos tu comentario