blog

10 recomendaciones para hacer un consumo consciente en tu día a día

29 veces leído

La realización de pequeñas acciones en tu día a día pueden ayudar a reducir tu impacto en el medio ambiente, además de mejorar tu calidad de vida y la de los que te rodean. Es hora de poner tu granito de arena y contribuir a dejar el planeta mejor que como te lo encontraste. A continuación, te proponemos 10 maneras de realizar un consumo más consciente tu vida diaria que puedes poner en práctica desde ya mismo.

1. Reutiliza

Utilizar envases de usar y tirar es muy del año 2000. En los últimos años, hemos sido testigos de un avance vertiginoso en materia de reciclaje y sostenibilidad y son muchas las posibilidades de objetos reutilizables que tenemos a nuestro alcance. Al ir a hacer la compra, puedes utilizar bolsas de tela en lugar de las bolsas de plástico, que pueden tardar décadas en descomponerse. Las bolsas de tela no son nada caras y te dará un toque de personalidad a la hora de hacer la compra. En segundo lugar, puedes reemplazar el uso de botellas de plástico por botellas reutilizables de PVC o polietileno, que además de haberlas muy originales, algunas tienen la posibilidad de preservar la temperatura de tus bebidas. También puedes hacerte con un termo para no utilizar recipientes de usar y tirar cuando compres café para llevar.

recyclable-reusable-eco-friendly-bags-package-bott-3lqgj7e.jpg

¿Lo mejor de todo? No solo ayudas al planeta, sino que a la larga terminas ahorrando dinero; en lugar de comprar platos, vasos o botellas desechables, si compras estos recipientes reutilizables, te durarán años sin ningún problema. 

2. Utiliza la energía de manera eficiente

Probablemente pienses que hacer uso de la electricidad en tu vivienda habitual sea una manera “limpia” de poner en funcionamiento tus electrodomésticos. Mientras que esto puede ser verdad en principio, lo cierto es que existe la posibilidad de instalar en tu propio tejado paneles fotovoltaicos para generar energía solar. El Gobierno nos ha hecho pensar que no es posible, no obstante, a pesar de existir ciertas trabas y dificultades, podemos confirmar que a día de hoy es posible instalar placas solares para el autoconsumo de energía eléctrica.

La electricidad convencional está generada en centrales eléctricas y son muy dañinas para el medio ambiente. Esto es porque es fuente de dióxido de carbono y dióxido de azufre, que dañan la capa de ozono y contribuye al calentamiento global. Si no puedes o no te atreves a instalar placas solares, puedes adoptar estas medidas:

-       Enciende solo las luces y los dispositivos únicamente cuando los vayas a utilizar

-       Deja secar la ropa al aire libre, evita utilizar la secadora

-       Intenta llenar el lavavajillas y la lavadora todo lo posible antes de ponerlos

-       Desenchufa los dispositivos que no utilices

-       Instala difusores en los grifos donde más agua consumes, como por ejemplo en la ducha

-       Intenta utilizar agua fría en la medida de lo posible

-       Apaga todos los aparatos eléctricos por completo, no utilices el modo stand-by

-       Utiliza iluminación LED en toda la casa, es de bajo consumo

-       Utiliza programas cortos en la lavadora

3. Limita el uso del coche

Incluso con las nuevas regulaciones sobre emisiones procedentes de automóviles, las pegatinas ambientales de la DGT, etc, los vehículos de combustión son una fuente importante de contaminación en la atmósfera. Si puedes dejar el coche en casa y caminar 10 minutos más, no solo estás poniendo tu granito de arena, ¡estarás haciendo ejercicio! También puedes utilizar el transporte público, o servicios de carsharing y bikesharing, que en muchos casos tienen vehículos eléctricos en su flota. 

4. Intenta comprar los alimentos con el menor packaging posible

Intenta evitar comprar alimentos envueltos en plástico; esto es fácil con la compra de frutas y verduras sin envoltorios. Hay muchas marcas de la industria alimentaria que ha implementado packaging reciclado en sus alimentos, pero lo más recomendable es evitarlo a toda costa. Las tiendas especializadas en venta a granel han ganado popularidad en los últimos años, ¡quizá sea el momento de darles una oportunidad!

5. Anímate a comprar ropa de segunda mano

Comprar ropa de segunda mano te ahorra entre 3 y 4 veces de media el dinero que pagarías en la tienda. Además, puedes vender la ropa que ya no usas y autofinanciarte así tus compras, por lo que podrías renovar armario constantemente. Para empezar, te recomendamos Vinted, Micolet, Percentil, Vestiaire Collective o Depop.

6. Separa la basura para reciclar

Parece evidente, pero aún son muchas las familias que no reciclan, y un gesto tan simple puede marcar la diferencia para el medio ambiente. Puedes reciclar en hasta 6 tipos diferentes de contenedores de residuos: el contenedor amarillo, azul, verde, orgánico, de restos y el punto limpio. 

woman-recycling-at-home-3ml2sfw.jpg

7. Compra productos de proximidad

Haz tus compras a productores y negocios locales; de esta manera, conseguirás reducir el efecto invernadero y apoyar a la industria nacional.

8. Únete a la tendencia del upcycling

Todos los objetos que tenemos en casa, aunque parezcan basura, pueden tener una segunda vida. Tú puedes hacerlo con el DIY. Da una segunda misión a tus objetos como, por ejemplo, convierte botellas en maceteros, latas en botes de pinturas, o puedes aprovechar la tela de la ropa que ya no utilizas para hacerte prendas nuevas.

recycled-newspaper-planter-2fxdud5.jpg

9. Aprende a cocinar de manera eficiente

Escoge los recipientes de tamaño adecuado según el calentador para utilizar todo el calor y corta los alimentos adecuadamente para facilitar su cocinado. Recuerda tapar sartenes y cacerolas para mantener el calor y que se cocine más rápido la comida. El utensilio de cocina energéticamente más sostenible es la olla a presión; intenta utilizarla a menudo y apaga el fuego un poco antes para aprovechar al máximo el calor que desprende la vitrocerámica.

10. Reduce el consumo de carne y lácteos

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el sector de la ganadería aportaunas emisiones estimadas en 7,1 gigatoneladas de dióxido de carbono, que representan el 14,5% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero generadas por el ser humano. Con estas cifras, podemos hacernos a la idea de lo nocivo para el medio ambiente el mantenimiento de la industria cárnica. Como alternativa, puedes intentar sustituir la carne animal por alternativas veganas, y la leche de vaca por bebidas de avena, soja o almendra.

Como ves, con pequeños gestos, poco a poco podemos ir adaptando nuestro estilo de vida hacia uno más sostenible y respetuoso con el planeta. ¿Tienes más recomendaciones? ¡Déjanoslas en la sección de comentarios!

Déjanos tu comentario